Tuesday, March 23, 2010

Un drama Censual

Censual, con C de Censo.


Este año los gringos se van a contar.
La verdad y sin joder, a mí me dió una cosita rara, porque eso de empezar a contarse entre la población de un país que no es el de uno... da cosa. Créanme que da cosa.

Cómo será un censo en la tierra del tío Sam? con tanta tePnología y tanta Psicosis... la vaina debe ser BIEN rara. Eso pensé yo.

[Intro a recuerdo de infancia... turu-turu-turu-turu...]

Cuando estaba terminando el colegio en Colombia, tuve que ser "empadronador", o sea, de los marranos a los que les toca ir de casa en casa, un Domingo a hacerle las mismas chochomil preguntas del censo a todos los vecinos. Eso si, después de hacer un curso de 4 fines de semana (CUATRO FINES DE SEMANA!!!) para aprender a tratar a la gente, para explicarles en que consistía cada pregunta y para evitar las confusiones con cada una. Para aprender que por mas que le ofrecieran a uno una galleta y una CocaCola, de la puerta no se pasa porque "vaya uno a saber quienes vivan ahí".
Ese día había toque de queda y los únicos que podían estar en la calle eramos los marranos medidores.

A cada persona se le hacían un montonononononononooooon de preguntas acerca de cuanta cosa se pudiese medir en un individuo, mas alla de las 3 preguntas pendejas de mini-t-k de colegio: cómo te llamas, cuántos años tienes, estudias o trabajas?.
Nonononono! el negocio era con averiguada completa del chisme familiar!
  • Como se va usted al trabajo/estudio?
  • Ese carro que esta en el garage, es suyo o la suegra se lo dejo para que le cambie el aceite?
  • El desayuno es con ChocoCrispies o con Zucaritas?
  • Cuál es el color de la tanga de la vecina pechugona que le cae mal a su señora por mostrona
... preguntas concretas e importantes.

[Regreso súbito a la actualidad... juaaaaaasss!]

Aquí el chiste del censo resultó caber dentro de un sobrecito que llega a cada una de las casas en la gringolandia, una persona responde el cuestionario por todos los miembros de la familia y lo mete entre un sobrecito que ya viene con estampilla, la mete en un buzón y listo!

O sea, no es la gran cosa, o mejor dicho, resultó ser una vaina ahí pendeja.

El pinche cuestionario tiene 6 preguntas personales: nombre, sexo, edad y fecha de nacimiento, raza y nacionalidad... y la de por si acaso: Vive usted en otra casa que no sea esta?

A mí me pareció super idiota el negocio. Digo yo, estamos de acuerdo en que ESAS carajadas son lo básico que se necesita saber pero, y el resto?
Se podrá saber cuantos somos y cuantos vamos a ser pero... y?!?!?!

Ajaja! pero agárrese, déle usted algo simple a un gringo para que lo vuelva un drama:
  • Los blancos en Cincinanti están de pelotera porque una de las preguntas hace referencia a "raza" y ellos se sienten discriminados (perdooooon?!)
  • La gente que vive en arriendo en Denver se siente atacada en su intimidad porque les preguntan si la casa en la que viven es propia.
  • En un pueblito en Massachussets, la comunidad gringo-brasilera se emberracó porque entre las opciones de pais de origen había una opción "Hispano", pero no "Portugués". Como si la opción "Otro", no estuviera.
  • Y otras, que suenan igual de marcianas, pero menos creíbles.
Lo dicho, la vaina es pecuequísima.

AH... pecueca pero millonaria!

Es importante, creo yo, que haya publicidad en donde se le diga a la gente que no se le olvide llenar la cosa esa, que ojo con el sobrecito, que no lo vaya a botar, que mire a ver como lo llena, que es un delito no hacerlo, que es por su bien, que sea buena papa y háganos el favor... no?... pues no, por lo visto AQUI no es suficiente.

A mi casa han llegado, a saber:
Sobre 1. "En sus marcas listos ya, el cuestionario ya va a llega-aarr"
Sobre 2. "Ojo, no vaya a botar el cuestionario que va a llegar"
Sobre 3. EL cuestionario.
Sobre 4. Instrucciones acerca de como llenar el cuestionario.
Sobre 5. "Si usted es muy idiota para no saber qué debe responder en donde dice "name", llámenos, nosotros le ayudamos, los 7 días de la semana, las 24 horas del día, y en 8 idiomas diferentes!"
Sobre 6. "Ya llenó el cuestionario? no se le vaya a olvidar ole! Seguro que ya lo llenó?"
Sobre 7. "Segurísisimo que ya lo mandó? Mire a ver detrás de la mesita de la entrada, no vaya y sea que se le haya caído y usted ahí tan confiado."

Pregunto yo, cuantos arbolitos dieron su vida por este Censo?

Haciendo cuentas alegres:
Considerando que en gringolandia hay 113'567.967 direcciones de correo (o sea, casas a donde pueda llegar un sobre) registradas, y que cada sobre y cada carta representan 2 hojas, excepto el cuestionario que en realidad fueron 3 hojas, y que el sobre 7 me lo inventé (pero por mi madre, que en serio estoy esperando a que llegue). A cada casa llegaron, di tu, 14 hojas.
Multiplicando esas 14 hojas por el número de casas, se calcula que se usaron 1.589'951538 hojas en total.
Dice la EPA (o por lo menos eso dice mi profesora de Sostenibilidad Urbana), que de un árbol promedio se sacan 89.870 hojas. Lo cual indica que para el berraco censo se usaron 17.692 arbolitos.

Yo entiendo que el censo es una vaina importante, que hay que meterle plata, que hay que hacerlo a prueba de idiotas... pero, será posible que en el pais "mas poderoso del mundo" [inserte aquí sonrisa MUY sarcástica] haya TANTOS idiotas?
Te extraño... pinguino pendejo!

5 comments:

MaJaDeRiA said...

Juaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Me acordo de nuestras epocas de "empadronadoras". Siempre es que uno ha pasado pro mucho carajo

jaujauajaujaujaa

N.Santamaría said...

¿Se imagina sumercé linda si el censo fuera así en Colombia? jajaja. No. Nadie respondería esa vaina.
Entonces ¿cómo toca? encerrar a todo el mundo en la casa durante un día para que se dejen contar.

Ahora, imáginese si los gringos trataran de hacer lo mismo... jajaja.

Lolo said...

Jajaja, en el último censo en Colombia los "empadronadores" entraban con palm y todo a la casa de uno, se sentaban en la sala y a contestar preguntas... y ya!, directico "a la central" ¿Quien iba a imaginarlo?
Que risa, me reí con tu cuento...

Logtar said...

Yo tambien fui "empadronador" quiero camiseta!

Mario said...

Mijita. Totalmente de acuerdo. A mí me llegaron cuatro correos. Pero eso no es nada.

A diario llegan montones de correos diciéndome, rogándome, pidiéndome y suplicándome que saque una tarjeta de crédito (o débito, o seguro, etc.) porque estoy recontra-que-pre-approved (whatever that means).

A mí y a todo el mundo. Y eso sí que es useless. Mejor dicho, ahí sí no nos pongamos a hacer cuentas de arbolitos porque nos echamos a berrear... :.(