Saturday, August 1, 2009

Valentía telefónica

Hoy, en Bogotá, mi familia sale del apartamento en el que vivió durante 20 y tantos años. Mis papás decidieron cambiarse a uno mas bonito, en un piso muuuuchos mas alto y en una zona mas agradable.

Hoy, mi familia está desde las 8 de la mañana subiendo y bajando cajas, camas, ollas, libros y cuanta vaina hay allí, desde el 5to piso (sin ascensor) y subiendolas a un camión para después subirla unos... no sé... 14, creo?

Hace un rato me llamó mi mamá con la voz entrequebrada diciéndome que sentía nostalgia por dejar tantos recuerdos y momentos familiares.
Yo llegué a ese apartamento cuando tenía 5 años! Cata apenas si tenía 2 o 3, y Mona nació 3 años después.
Recuerdo que en la primera noche que pasamos allí nuestras camitas no estaban armadas y tuvimos que dormir en los colchones botados en el pido, pero ese día Cata y yo nos levantamos muy temprano, dejamos todo botado y bajamos como locas a estrenar parque con arenera, con columpios, con rodaderos, y con unos vecinos que siempre nos cayeron mal.

Me acuerdo que el día en que nació Mona, llegué del colegio y mis papás no estaban en la casa, pero mi abuelito nos distrajo llevándonos a Cata que apeeenas caminaba, y a mí al parque de mi casita nueva a ver como grababan un comercial de peluches, eran los Ositos Cariñositos!!!

En fin, mi pobre mamá estaba medio llorosa esta mañana pero al mismo tiempo muy felíz de haber conseguido un lugar mas bonito para llenar de mas recuerdos y de toooodo ese reguero de corotos y cachivaches que ha acumulado durante 2o y tantos años.

Mi papá sonaba felíz, encantado y emocionado.

Mona tenía algo que hacer en la oficina (que tal? la osita cariñosita dizque profesional y trabajando!!??!?!) y no podía estar allí. Que vaina! no le tocó cargar caja y mueble.

Cata, muy seria me dijo: aquí la mamá anda contenta y nostálgica, pero ahí va... tienes que ver al tipo que bajó el televisorzote de los papás... se lo echó a la espalda y bajo los seis pisos SOLO!! una vaina impresionante.
- 'tons Cata, el apartamento queda vacío ahora?
- Noooo... aquí quedan toooooodas tus cosas, no te preocupes, de lo tuyo no tocamos NADA...
- Ay jueppppp--- 'nserio!?!?!

La tía Panchita esta contenta, ahora los papás van a estar mas cerca de ella.

Lo que no supo mi familia, es que haber escuchado a mi mami en el teléfono me apachurró el corazoncito. No sólo porque pienso que cuando vuelva de visita me tocará recoger TREMENDO SEÑOR REGUERO, sino porque a mí tambien me dará penita y guayabo regresar a una casa que no conozco.

Me habría gustado estar hoy con ellos levantando y sacando cajas, comiendo polvo como loca y sudando la gota gorda.

Menos mal que el teléfono era teléfono y no pudieron ver mis ojitos llenos de lagrimitas, que vaina tan marciana.

pinino maluco, por que no te he podido ahorcar?

11 comments:

Empieza la travesia said...

Que post tan tierno Mafe.

ClaudiaR. said...

Me hiciste llorar Mafe... Besotes, Claudia

ApoloDuvalis said...

Ouch!
En mi caso, fue mi mamá la que se fue del apartamento (donde vivimos 25 años) y yo el que se quedó acá. Pero tengo clarísimo que cuando llegue el momento de emigrar me va a dar durísimo, por muy bacano que sea el nuevo lugar. Y es cierto que el nuevo apartamento de los papás ya no se va a sentir igual... yo siempre me siendo haciendo visita cuando voy donde mi mamá, no quedándome en casa. En fin..

Atsuiangel said...

Ay, que debe doler!

Maria() said...

tonta Mafe, me hizo llorar, eso no se hace!! :P

Mario said...

Qué linda entrada. Saludos.

Cordelia said...

Es normal no...? La nostalgia es doble, primero porque cuando regreses a tu tierra llegaras a un sitio que no conoces y por otro lado dejaras al que siempre conociste..!! Y Tambien porque no puedes estar alla tragando polvo como dices!

Lo bueno es que te quedan los recuerdos!!! :)

Monita said...

23 años hermanita.
Llegaron cuando tú tenias 5, Cata tenía 3 y yo nací al año siguiente.
No creas que para todos no es raro llegar a otra casa: a mi la puerta todavía me queda grande abrirla porque gira pal otro lado, mi mamá se pierde a cada rato en la casa, no se acostumbra a decirle "veciiina" a la tía y a pesar de lo ESPECTACULARMENTE FABULANTÁSTICO de mi cuarto, no deja de ser raro dormir sin Tata.
Puedes estar segura de que cuando llegues a la nueva casa te va a encantar, vas a tener espaciecito para dormir y no, NO vas te vas a sentir de visita... Mejor dicho tienes que verlo... y SI, tienes que venir por tus corotos y un abrazote que te debe cada uno.
PD: Tú crees que me salvé de la trasteada? Yo sólo capé camión. De resto, llegaron allá y "tan amables" me esperaron, no cargué caja pero si limpié, brillé y armé 2 muebles, diseñé otros 2 y empaqué y desempaqué la COCINA con el orden militar y precisión topológica que solo tu hermanita la cariñosita puede lograr.
Te Quiero Mucho!

Ana M. said...

Mujer, casa nueva es TODO nuevo. Le hace a una falta hasta el grifo que gotea, la mancha vieja de humedad... Pero cuando veas que tu familia está feliz por la vista que, seguramente, tendrán de la ciudad, tú también vas a estar feliz.

Pendiolo said...

... Snif... los hombres no lloran con cursilerias .... snif como esta.

Y aun asi no se salvo de la trasteada, tan querida la familia que comparte las penas.

N.Santamaría said...

M*rica! donde me deja las piniatas de celebracion de cumpleanios y los trabajos en grupos, y mejor no sigo porque lloro yo tambien :).
Nooooooo, es que con esa mudanza se nos llevaron un resto de recuerdos colegiales.